Pin It

aceves

El presidente de Medallistas Olímpicos de México, Dr. Daniel Aceves Villagrán, pugnó por mantener un diálogo permanente en el deporte nacional para así poder obtener resultados que dignifiquen la participación de nuestro país en los venideros Juegos Olímpicos de Tokio2020.


“Creo que tenemos que seguir insistiendo en un dialogo permanente, al fin y al cabo la humidad abraza los valores olímpicos y no estamos hablando de temas distintos, tenemos que seguir apostando a la política: la política es el arte de conciliar intereses.


“Yo seguiré insistiendo dentro del ámbito de Ana Guevara, de Carlos Padilla y los actores sociales, políticos y económicos el que haya una serenidad en estos días y que iniciemos el año bajo un dialogo constructivo que permita tener políticas públicas y unificar criterios”, destacó Aceves Villagrán sobre los desacuerdos entre la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte y el Comité Olímpico Mexicano.


Señaló que ambas instancias están en el mismo equipo que se llama México, en ese contexto añadió que se están mal entiendo algunas cosas y por eso hay divisiones.


Recordó que es importante retomar la historia, mientras más división haya, menos resultados convenientes habrá y bajo esa tesitura “tenemos que apostar no solo por la dignificación de la participación de México a nivel olímpico, sino también a la posibilidad de conciliar intereses”.


“Yo creo que hay todavía muchos capítulos por mejorar. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador está muy interesado en el tema de los deportes y creo que hay unos desacuerdos aparentes que pueden ser subsanados en apego a lo que marca la Ley General de Cultura Física y Deporte, en donde cada entidad tiene sus responsabilidades.


Resaltó que dentro de este episodio y sin pecar de una ingenuidad supina, “creo que todavía hay espacios muy amplios para integrar un frente común del deporte, en donde los niveles de presupuestales sean los óptimos”.


El también medallista olímpico de Los Ángeles 1984 en lucha grecorromana realizó el balance del año 2019.


“Sin duda alguna ha sido un año donde se han replanteado algunos programas sobretodo el Semáforo Deportivo, amén de la participación de la Fundación Alfredo Harp Helú y de Medallistas Olímpicos de México, de la Asociación de Olímpicos Mexicanos en torno a la prevención de adicciones, generación de una cultura de autocuidado de la salud y el fomento de una cultura cívica de la paz”.


Mencionó que el 2019 fue evidentemente trascendente y Medallistas Olímpicos de México pudo coadyuvar dentro del seno del Comité Olímpico Mexicano, para generar estrategias que involucren al movimiento, en torno al movimiento de la paz.


“La paz no sólo es ausencia de guerra, la paz tiene diversos significados y bajo esa consideración, creo que es muy importante que nos pudiéramos ubicar en un plano en donde el movimiento olímpico tenga una interacción social más allá del deporte de alto rendimiento y alta competencia”, explicó Aceves.
Señaló que dentro sus logros fue que Conade pagara las becas para los medallistas olímpicos que tenían meses de atraso.


“Vamos a tratar de involucrar el tema de la regularización de las becas a medallas paralímpicos y olímpicos en la próxima reunión con el titular de la Unidad Administrativa de la Secretaría de Educación Pública, Héctor Garza González, espero que con la experiencia del año 2019, y ya el año que entra tenga consideraciones administrativas, organizativas que permitan un trabajo conjunto”, advirtió.


“Creo que hay una vinculación del sector público y privado del tema transversal del deporte con la educación, salud, bienestar social, economía y seguridad pública, será una vertiente fundamental en la que vamos a seguir insistiendo”, puntualizó.


También habló de la consolidación del Premio Medallistas Olímpicos de México que se entrega anualmente. “Generalmente recibimos las propuestas de medallistas olímpicos, integramos un pequeño donde se analizan y decidimos porque para nosotros siempre será importante tener un gesto de gratitud a las personas que, con base a sus talentos, habilidades, y capacidades han dejado un legado material, espiritual e intelectual, no solo para el deporte sino para la comunidad en su conjunto”.