Pin It

activacion fisica

La práctica regular de ejercicios es benéfica para la calidad de vida de las personas mayores, así lo indicaron especialistas en medicina deportiva de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).


En edades avanzadas las funciones vitales tienden a decaer, los adultos se enfrentan a un proceso de enlentecimiento, a la disfunción orgánica de algunos tejidos o de algunos órganos, procesos inherentes a la edad por el sobreuso y desgaste que han tenido durante toda la vida, detalló Jaime Carrillo Chargoy, Jefe del Departamento de Asistencia Médica de la CONADE.


Por lo anterior, indicó que las personas mayores pueden mejorar sustancialmente su calidad de vida si practican algún tipo de activación física o ejercicio de manera regular y comen saludablemente, con la supervisión de un médico.


“Lo ideal es que hagan ejercicio, pero si no se puede, por lo menos que sean físicamente activos para que no decaigan más estas funciones que de por si por la edad se han ido perdiendo, desde el punto de vista fisiológico y el psicológico”, agregó.


Desde el punto de vista fisiológico, añadió, tanto la activación física como el ejercicio ayudan a controlar los parámetros metabólicos que llegan a afectarse por razones de genética, edad y calidad de vida.


Puso de ejemplo, en casos de diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, que la activación física y el ejercicio contribuyen a aumentar los niveles de colesterol bueno y reducir el colesterol malo y los triglicéridos, así como a mejorar las cifras de presión arterial sistémica.


La activación física y el deporte contribuyen a regularizar las hormonas que a su vez hacen la función de regularizar la presión y mejorar el funcionamiento del corazón, además de mejorar el funcionamiento de las venas y las arterias dándoles una mejor movilización y distribución de la sangre y en consecuencia una disminución en la tensión arterial y una mejor oxigenación de los órganos.


“Desde el punto de vista endocrino regularizando hormonas, se puede mejorar el estado de ánimo, que afectan mucho en la vida y los ciclos de sueño-vigilia que también se ven alterados, el ejercicio nos ayuda a regularizarlos y sobre todo los estados de ansiedad y de depresión, que son muy comunes en edades avanzadas”.


Por lo anterior, aseguró que la edad no es un obstáculo para activarse físicamente, por el contrario, recomienda que los adultos mayores de 60 años realicen ejercicios básicos de manera regular por lo menos 30 minutos tres veces a la semana, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones de sus médicos.