Pin It

triatlón

El equipo Aquasport competirá en el Campeonato Mundial de Triatlón que se celebra en Rotterdam, Holanda.


Se trata de Karla Cabral, Demian Olvera, Jorge García, Obed Ramírez y Óscar Hernández, que ya están en la también conocida como “La Manhattan del Mosa” listos para enfrentar las categorías por edad este domingo.


El equipo fue entrenado por el experimentado xalapeño Eduardo Salas y apoyados en el campo de acción por su hermano, Tomás Salas, que el año pasado ganó dos medallas mundiales, pero que por una lesión no pudo asistir a los Países Bajos, a quienes agradecieron la labor y la eficacia del trabajo así como la exigencia.


Óscar Hernández vivirá su segunda experiencia de este tipo y confesó sentir nervios y ansias por ya competir, con la medalla de bronce en el reciente Campeonato Nacional de Veracruz en la categoría 30-34 años.


“Me siento mejor preparado que el año pasado, porque en esa ocasión llegué con una pequeña lesión, para este año llego entero”, señaló.


En tanto, Obed Ramírez indicó que el nervio es el primer enemigo a vencer en este su primer Mundial de Triatlón, pero está listo para demostrar porqué ganó la categoría 35-39 del Campeonato Nacional en Veracruz que fue la última prueba a la que asistió antes de volar a Europa.


“Creo que la preparación fue buena, la calendarización fue óptima, precisamente se buscaba llegar a Veracruz con uno de los picos más altos para ya nada más venir con una semana más de entrenamientos para ir a Rotterdam”, subrayó.


Ambos saben que se toparán a un nivel de alta exigencia y aseguraron que darán su máximo esfuerzo ante un tremendo desafío.


Estudiaron el recorrido, reconociendo que nadarán en agua a baja temperatura, con un recorrido en el que deberán emplear mucha técnica en la bicicleta, al igual que la carrera pedestre, en una ciudad donde hay 35 por ciento de probabilidades de precipitaciones, 12 grados de temperatura, con un factor de humedad del 91 por ciento y viento a ocho kilómetros por hora.


“Aquí sólo resta confiar en el trabajo que hemos hecho, tal vez en la bici puede haber la ventaja de que los grupos no tendrán la libertad de ir al 100 por ciento, no por cuestión física sino por cuestión técnica.


“Va a haber momentos en los que habrá que frenar o bajar la velocidad por lo peligroso del recorrido”, apuntó Obed.