Pin It

Ezequiel Jaime Esparza

El basquetbolista Ezequiel Jaime Esparza conquistó su tercera presea dorada al hilo, en el marco de la Paralimpiada Nacional Colima 2017, luego de colaborar en el triunfo del equipo de Guanajuato, en la final, categoría juvenil, ante Chiapas.


El número 14 de la selección de Guanajuato en básquetbol sobre silla de ruedas, que fue pieza clave para el triunfo de su equipo, se acercó a la disciplina como parte de su rehabilitación, tras sufrir un accidente en el que perdió su pierna derecha.


“Hace cuatro años tuve un accidente en una carnicería, estaba deshuesando carne y por accidente me encajé un cuchillo en la vena femoral, me desangré, perdí toda la sangre, mi pierna se gangrenó y por eso fue que me la amputaron”, recordó el joven de 20 años, quien empezó a trabajar a los 16 años para ayudar a su familia.


Durante su proceso de rehabilitación, se acercaron a invitarlo a practicar básquetbol, pero Ezequiel tardó en aceptar la invitación debido al estado de depresión que sufrió tras su amputación.


“Yo estaba en el DIF y un chico me invitó, pero yo no quería, la verdad nunca me gustó el básquetbol, no lo practicaba ni nada, pero él insistió y yo tardé como seis meses en tomar la decisión de ir, porque cuando me amputaron la pierna caí en depresión,  no salía de mi casa, me la pasaba en mi cuarto”, compartió el también seleccionado nacional juvenil.


Pero desde el primer momento en que empezó a practicarlo, nació una gran pasión por este deporte, que lo llevó a tener logros, nacionales e internacionales.


“Me gustó porque es un deporte de contacto, hay muchas reglas para jugar y la verdad está muy padre, desde el primer momento conecté con el deporte y me latió, el básquetbol me sacó de la depresión”, destacó.


“En Cuernavaca 2014 fue mi primera Paralimpiada, ahí ganamos plata, luego en Querétaro 2015 oro y Acapulco 2016 también oro”, rememoró el ahora tricampeón nacional.


Como seleccionado nacional, el básquetbol ya le dio una medalla de plata en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de Sao Paulo 2017.


“A nivel internacional se siente una presión muy grande, para mi portar los colores de México es motivo  de mucha alegría, porque dices yo estoy entre los 12 mejores juveniles de todo México y uno se siente muy contento pero a la vez siento la responsabilidad de hacer bien las cosas”, afirmó.


Sobre su futuro deportivo, Ezequiel  señaló que tiene dos metas por cumplir.


“Me gustaría ganar mi lugar en la selección mayor, para asistir a un Mundial, a unos Parapanamericanos, una Copa América y si se puede a unos Juegos Paralímpicos, en Tokio 2020, pero también me visualizó en un futuro en una liga europea”, explicó el basquetbolista.


Por último, agregó que le dio gusto ver a las nuevas generaciones en la Paralimpiada Nacional 2017, en la que Guanajuato también logró la corona en categoría infantil.


“Me siento muy contento porque más que nada uno sabe que viene a pelar por la medalla, pero me siento contento de ver a más chavos, más chicos que yo que siguen en este deporte, que este deporte de conjunto se desarrolla cada vez más a nivel nacional, porque antes no se desarrollaba mucho y es lo que me da gusto a mí, ver a más chavos que lo siguen y no lo dejan”, concluyó.