Pin It

carrera de xalapa

Prácticamente todo está al 100 por ciento para que el próximo domingo 20 de agosto se corra la duodécima edición de la Carrera de Xalapa, que por cuarto año consecutivo se hará a favor de la Fundación Ayúdame Hermano Tengo Cáncer (Ahteca).


El director general de la competencia, Vidal Díaz Muñoz, acompañó a la presidenta del Patronato Ahteca, Ana María Chedraui de Velasco, para mostrar la playera y medalla conmemorativas.


Además, se confirmó que aún quedan cupos para cubrir los 800 corredores que participarán a partir de las 8:00 horas en el estadio “Heriberto Jara Corona” en distancias de 10 y cinco kilómetros en el tradicional circuito que tiene, para luego dejar la pista del inmueble libre para los niños, a partir de los seis años y hasta los 12, que correrán 400, 800 y mil 200 metros, dependiendo su categoría.


Cabe mencionar que un plus que ha dado La Carrera de Xalapa es en el plano emocional, ya que en el número que se otorga se puede realizar una dedicatoria, completando la frase “Yo corro por…”, también para motivar a personas que podrían estar luchando contra el cáncer.


De igual modo, en la playera se puede apreciar ahora el tradicional Barrio de Xallitic, importante para los xalapeños, y así por segundo año seguido darle esa importancia a sitios emblemáticos de la capital veracruzana.


“Como cada año, mi compromiso como organizador y como corredor, quisiera que así me traten en todas las carreras es que haya seguridad, abastecimiento, que empiece a tiempo.


“Así que a las 8:00 estaremos arrancando los 10 kilómetros, a las 8:10 los cinco, y alrededor de los 9:45 empezaremos las carreras infantiles, para estar acabando a las 11:00 ya con la premiación, que están muy bonitos los trofeos”, señaló Díaz Muñoz.


Por su parte, Ana María Chedraui resaltó la labor del Comité Organizador en estos cuatro años de apoyo y que es un evento serio y profesional en pro de apoyar a las personas con cáncer.


“Lo principal es para medicamentos, pero también aparte tenemos gastos porque nuestro albergue tiene 60 camas y estamos tan saturados que a veces recibimos 90 personas y todos desayunan, comen y cenan.


“Gastamos en agua, lavadores, refrigeradores, en todo lo que conlleva tener alojada a tanta gente; y luego viene gente del Cecan (Centro de Cancerología), que no se queda porque tenemos un tope, pero bajan a comer con nosotros gente que cuida a sus enfermos”, explicó.
Lo que sí dejó claro es que el dinero va íntegro para el enfermo.


Para inscribirse, los interesados podrán acudir a la avenida Ávila Camacho 42, despacho 28.