Pin It

Hector Arellano, presidente de la Asociación de futbol de Veracruz, en la ceremonia de premiación

Ha muerto el rey…¡Viva el rey!. El equipo Llano de Luna le arrebataron la corona a los “Fantasmas Grises” de El Zetal, tras igualar a un gol en el partido de “vuelta” de la jornada final del torneo “Clausura’16” del Futbol de la Liga Regional de Chicuasen, encuentro que tuvo lugar el pasado domingo.


La fiesta inicio cuando el niño Omar Ramsés Pérez Cabrera, entregó el balón al árbitro, exhortando a los contendientes al “juego limpio”, en jornada vespertina, que atrajo, a múltiples aficionados provenientes de los poblados que representaron los dos bandos.


El marcador global de: 5-2, permitió que el hermoso trofeo de campeón fuera a dar a las vitrinas de los “Llaneros” que realizaron un juego a ultranza. En el primer lapso del cotejo ambos conjuntos exhibieron lo que ha ocurrido en otras ocasiones: vigilancia personal entre todos los jugadores que se conocen hasta en el mole; un 4-1 sufrido en el primer encuentro, fue toda una losa fúnebre para los “Fantasmas” que, buscaron descontar la contabilidad en su contra, en un encuentro que se distinguió por lo ríspido de las acciones.


Realizaron un fútbol duro que no mal intencionado, con marcas personales. Los encargados de la trinchera “llanera” realizaron un excelso trabajo, destruyendo todo el juego ofensivo de sus enemigos; bien plantados en su área con el cobijo de sus medios, tuvieron en un puño a los elementos más destacados del ahora ex-campeón que, lucharon, pero no pudieron.

 

Llano de Luna

 

Al reiniciarse las hostilidades en el segundo periodo, en una jugada a base de velocidad, el cañonero Uriel Pedraza logró burlar la vigilancia de sus oponentes y, finalmente, abrió el ostión llanero para marcar el que sería segundo gol de su equipo en el marcador final y fue el último, porque Llano de Luna, una vez recuperado de la sorpresa se fue a la riposta: en un lance lleno de caletre y fulgurantes acciones, fabricó un vertiginoso ataque, con tremenda descolgada que tomó desprevenidos a los zagueros enemigos, lo que permitió que Fernando Osorio, uno de los mejores jugadores de la media cancha dejara sin oportunidad al cancerbero del ex-campeón y produjera el salomónico empate, en un marcador que ya no volvió a moverse.


Solo habían transcurrido diez minutos. Llano de Luna, entonces, recobró la serenidad; abandonó sus excesos de confianza y retornó a lo suyo: controlar todas las unidades ofensivas de su archienemigo, con todo y que terminó el partido con un hombre menos: Andrés Castilla que había sido uno de los tres cambios que dispuso el alto mando del cuadro llanero, recibió dos tarjetones amarillos y con ello tuvo que abandonar las acciones, lo que ocurrió cuando el desafío, literalmente ya estaba decidido.


El Zetal aunque volvió a insistir, no tuvo idea para volver a burlar la vigilancia de los mastines rivales y en medio de tenues reacciones vino la sentencia fatídica: el último silbatazo que puso fin al partido y a una campaña que, por su relevancia, va a quedar marcada en los archivos de la Liga Regional, como una de las mejores de cuantas se hayan realizado, hasta ahora. Para la siguiente edición, el X Campeonato Regional de Futbol de Chicuasen, se anunció que repartirá una bolsa por ocho mil pesos. Las inscripciones abiertas.


En tanto que concluida la final, se realizó la premiación encabezada por el titular de la Asociación Veracruzana de Futbol Héctor Hugo Arellano Castillo, acompañado del regidor III del Ayuntamiento de Actopan, Abraham Vásquez; el promotor deportivo Elio Noyola Rojas y los dirigentes de la Liga, Omar Pérez Muñoz y Cruz Muñoz Hernández, entre otros invitados, además se entregaron diplomas a lo más destacado.