albinegros

Mentalizados en seguir sumando para lograr una mejor posición en la tabla general de cara a la liguilla por el ascenso, la tercera división de los Albinegros de Orizaba entrena a todo ritmo para recibir el próximo viernes a la escuadra de los Lobos de la BUAP, equipo que sin duda vendrá a la Pluviosilla con todo su arsenal para seguir peleando por un boleto a la fiesta grande.


De lograr los bicolores el triunfo ante los poblanos, se estará amarrando la tercera posición del grupo y de manera inmediata se escalaría al segundo peldaño, tomando en cuenta que para esta jornada el equipo de tigrillos tiene descanso luego de contabilizar un juego más que el resto de los involucrados en la pelea.


Sin embargo, el compromiso del viernes en el socum será de mucha pelea, pues los poblanos podrán contar con varios elementos de la segunda división que tras terminar su competencia se han puesto a las órdenes del equipo de la tercera, mismo que de perder estaría prácticamente diciendo adiós a la liguilla.


Con todos esos argumentos la escuadra que comanda el profesor Leoncio Huerta arrancó desde ayer los trabajos para enfrentar este importante cotejo, mismo que será el último en socum durante la temporada regular.


En medio de un gran ambiente y sabiendo que apenas se ha dado el primer paso en los objetivos planteados, la plantilla bicolor no se confía en lo más mínimo y menos ante un rival que en su última visita al socum se quedó con las tres unidades tras ganar por la mínima diferencia.


Trabajando a todo vapor, el grupo bicolor ya visualiza la estrategia que implementarán ante los caninos, mientras que en lo físico el grupo mantiene la excelente condición que les permitirá llegar a la fiesta grande en un punto óptimo.